Lugar:
Fuente:
El Financiero

De manera unánime, la Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo sin cambios su tasa de interés este miércoles, en línea con lo esperado por el mercado.

La tasa referencial se encuentra en un rango de entre 2.25 y 2.50 por ciento.

La Reserva Federal dijo que será “paciente” con cualquier movimiento futuro de la tasa de interés y apuntó a crecientes incertidumbres sobre el panorama económico de Estados Unidos.

También señaló que será flexible en la reducción de la hoja de balance en un giro importante respecto a su mensaje del mes pasado sobre un mayor costo de endeudamiento.

Si bien la Fed dijo que “el resultado más probable” es el crecimiento continuo de la economía y el mercado laboral de Estados Unidos, eliminó de su declaración de política la afirmación de que los riesgos para el panorama estaban “casi equilibrados” y sacó la mención a que “algunos” incrementos de las tasas de interés serían apropiados en 2019.

En un comunicado separado de su declaración de política, el Banco Central de EU también dijo que si bien continúa con la reducción mensual de su balance, está preparado para cambiar el ritmo “a la luz de los acontecimientos económicos y financieros” en el futuro.

El ‘fantasma’ de un menor crecimiento económico en Estados Unidos provocó que inversionistas de los mercados apostaran a que la Fed pondría pausa al ciclo alcista de su tasa de referencia.

En la víspera, 88 de 90 especialistas encuestados por Bloomberg estimaron que la Fed mantendría su tasa de referencia en el mismo rango; mientras, dos expertos estimaban una variación de 25 puntos base.

Carlos Hernández García, analista de Masari Casa de Bolsa, consideró que la atención se dirigirá al tono del comunicado de política monetaria y al contenido de la conferencia del presidente de la Fed, Jerome Powell, “para encontrar señales de si solamente se trata de un alto en el camino o del final de un ciclo”.

En la ‘Era Powell’, que inició en febrero del año pasado, se ha incrementado en cuatro ocasiones la tasa de interés, acumulando un aumento de 100 puntos base. En su primera junta, el 30 de marzo, Powell se estrenó con un alza de 25 puntos base.

La decisión de la Fed da un margen de maniobra para que el Banco de México pueda mantener también sus tasas de referencia en 8.25 por ciento en su reunión programada para el próximo 7 de febrero, dijo el especialista de Masari Casa de Bolsa.

Con información de Bloomberg y Reuters.