El Gobierno federal subastará 293 vehículos, entre ellos 40 camionetas que eran usadas por los ex-Presidentes Peña Nieto, Felipe Calderón, Vicente Fox y Ernesto Zedillo, así como por sus familias y sus equipos de seguridad. La finalidad del remate es obtener ganancias estimadas en 100 millones de que se destinarán a la operación de la Guardia Nacional, como anunció ayer del presidente López Obrador, La subasta se realizará los días 23 y 24 de febrero en Santa Lucía. La nota es de Erika Hernández en “Reforma”.