Pasadas ya las 14 horas, el estómago se empieza a poner impaciente y requiere algo como para estar más tranquilo el resto de la tarde. Si en este momento pusieran enfrente de usted unas enchiladas con crema, una torta de pierna, unos pambacitos de pollo con aguacate y tomate, o unas garnachas preparadas, ¿por cuál se inclinaría? Fotos de “Churrería Xalapa” y “La Neta”.