El juez federal de Toluca, Juan Miguel Ortiz Marmolejo, aceptó este mediodía las hipotecas de dos inmuebles de familiares de Guillermo Padrés para cubrir 40 millones de pesos de garantía y hacer efectiva su libertad en el juicio por lavado que se le sigue, lo que significa que podría salir de prisión en las próximas horas. Si en la tarde le colocan un brazalete y acuerdan su liberación, por la noche de este sábado podrà abandonar el Reclusorio Oriente. La nota es de Abel Barajas en “Reforma”.