Lugar:
Fuente:
Reforma

Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, exigió al Gobierno federal un manejo responsable de la economía para generar un clima favorable para las inversiones y la creación de empleos.

El panista sostuvo que las pérdidas para la economía, en apenas dos meses de Gobierno, se deben a la improvisación.

Los principales problemas que se han presentado, advirtió, van desde el desabasto de gasolina, cierre de vías de ferrocarril, huelgas y baja de calificación a Petróleos Mexicanos (Pemex), hasta la aprobación de un presupuesto asistencialista.

“La cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) ya costó al País 160 mil millones de pesos, sin considerar los empleos perdidos y las indemnizaciones a las empresas constructoras y proveedoras de insumos”, sostuvo.

“La aprobación de un presupuesto de egresos asistencialista y clientelar, que no incentiva la actividad productiva, ni el crecimiento económico de las familias, ni del País”.

El dirigente de Acción Nacional (PAN) aseveró que el desabasto de gasolina en el Bajío y centro País generó pérdidas por más de 20 mil millones de pesos, de acuerdo con la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

“La economía de Guanajuato tuvo pérdidas por más de 14 mil millones de pesos, mientras que la de Jalisco sufrió un quebranto de 5 mil millones de pesos”, dijo.

“En ambos estados también hubo desempleo por el cierre temporal de empresas, negocios y gasolineras”

Según Cortés, el bloqueo de las vías del tren en Michoacán durante 19 días por parte de los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ocasionó pérdidas por más de 25 mil millones de pesos.

“Durante el bloqueo, 200 trenes con un millón 700 mil toneladas de productos, incluidos combustibles, estuvieron varados con la complacencia del Gobierno de la República, a pesar de que la obstrucción de las vías de comunicación, son de competencia federal”, denunció.

Sobre la baja en la calificación de Pemex, el dirigente del PAN consideró que el mal manejo de la empresa, ha provocado desconfianza en inversionistas y el consecuente incremento en sus costos financieros.

De acuerdo con información de Forbes de marzo de 2018, refirió, la deuda de Pemex es superior a los 175 mil millones de dólares, superando a CNPC, de China; Petrobras, de Brasil; Shell, de Holanda, y Rosneft, de Rusia.

El político michoacano insistió en la necesidad de cambiar a los directivos de Pemex por expertos en la materia, así como un replanteamiento de la estrategia contra el robo de gasolinas.

“Es imperioso sustituir al Director General, que es ingeniero agrónomo sin experiencia en el sector, por un experto en finanzas, comercio exterior y con experiencia en el mercado petrolero”, pidió.

El presidente panista consideró que la huelga en 42 maquiladoras en Tamaulipas, con pérdidas por más de 100 millones de dólares; el despido de 145 mil empleados burócratas federales, y hasta la inasistencia del Presidente al Foro Económico de Davos para promover inversiones, se suman a la lista de malas señales.

“Por todo ello, Acción Nacional considera que el Gobierno de Morena está dañando la economía del País y está propiciando incertidumbre a los mercados financieros”, expresó.