Al Super Tazón no le puede faltar el ingrediente mexicano. Año con año cientos de aficionados mexicanos viajan a la cita por el trofeo Vince Lombardi, siendo México el país que más boletos adquiere después de Estados Unidos. Para la presente edición del juego a celebrarse en el Mercedes Benz Stadium de Atlanta, hubo quienes pagaron desde 5 mil dólares hasta más de 10 mil por ver a Patriotas y a Carneros. La nota es de Diego Martínez en “Reforma”.