Lugar:
Fuente:
Reforma/Rolando Chacón

Mil 764 migrantes que conforman la segunda caravana partieron en 49 autobuses de transporte de personal de empresas de la región sureste de Coahuila hacia el norte de ese estado.

A diferencia de la forma en que llegaron, en plataformas abiertas de tráileres, los migrantes fueron acomodados en autobuses que facilitó la Iniciativa Privada de la región.

José María Fraustro Siller, Secretario de Gobierno de Coahuila, dijo que se priorizó la seguridad de los viajeros, además de su salud, por lo que buscaron facilitarles el traslado con autobuses.

“El Gobierno del Estado organizó, van a ser financiados por los alcaldes por donde pasa la caravana e integrantes de la iniciativa privada”.

Los primeros contingentes de migrantes salieron cerca de las 6:00 horas y los últimos camiones partieron cerca de las 8:40, en grupos custodiados por policías federales, estatales y municipales.

En el grupo se identificó a un migrante diagnosticado con VIH, varios casos de influenza y enfermedades estomacales, quienes siguieron su camino.

Los 49 autobuses se dirigen hacia las ciudades fronterizas de Piedras Negras y Acuña, donde se tiene ya preparada infraestructura para recibirlos, alimentos y personal para su registro.

El Secretario de Gobierno dijo que existe una preocupación porque, al no poder pasar hacia Estados Unidos, los migrantes se estacionen por semanas o meses en las ciudades fronterizas.