La reforma fiscal de Estados Unidos que disminuyó la tasa corporativa de 35 a 21 por ciento, ha sido un imán para empresarios mexicanos, señalan especialistas. En el periodo, enero-septiembre de 2018 la inversión directa de mexicanos en EU creció un 11%, según el Departamento de Comercio de ese país. En contraparte, la inversión extranjera directa procedente de EU a México, cayó 15 por ciento en el mismo periodo según Economía. La nota es de “Reforma”.