Lugar:
Fuente:
Reforma

El Presidente Andrés Manuel López Obrador descartó represalias contra el Gobierno de Chihuahua, tras el surgimiento del grupo de contrapeso al Ejecutivo federal que encabeza el Mandatario Javier Corral.

“Vamos a apoyar en todo lo que se requiera en Chihuahua y que podamos hacer en forma coordinada con el Gobierno del Estado, nunca a Chihuahua le van a faltar los recursos que por ley le corresponden, y ninguna represalia, nada de que el Gobernador está cuestionando al Presidente y que por eso va Chihuahua a desatenderse; no, eso no lo vamos a hacer nunca jamás”, ofreció el Mandatario.

Al encabezar la entrega de apoyos en la Plaza del Ángel, López Obrador refirió que él mismo había estado en la Oposición.

“Luchamos mucho tiempo como opositores y nos hacían muchas cochinadas, y no, ahora que ya llegamos, vamos nosotros a actuar igual, no, no somos iguales, no somos lo mismo. Nada de odios, nada de rencores, tenemos que unirnos todos para sacar adelante a nuestro querido México”, planteó.

“(Quiero) reiterarle nuestro apoyo, nuestra solidaridad; no está solo el Gobernador de Chihuahua, cuenta con el apoyo del Gobierno federal”.

López Obrador declaró su “respeto absoluto” a Corral luego de la formación del grupo de políticos y pensadores que busca la existencia de contrapesos a la concentración del poder en el Ejecutivo.

El Presidente aseguró que Corral tiene garantizado el derecho a cuestionar la investidura presidencial y al Gobierno federal.

“Por eso, nuestro respeto absoluto, sin condiciones, al Gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado ¿Y saben qué? podemos tener diferencias, porque eso es la democracia, es pluralidad, no es pensamiento único: si Javier Corral hace un cuestionamiento al Presidente o al Gobierno federal, está en su derecho a disentir y se le va a respetar siempre. Es más: merecen más respeto los opositores que los abyectos”, planteó.

Afirmó que, pasada la elección presidencial, se debe procurar la reconciliación.

“Quiero decirles que debemos de buscar la unidad, tiene que ser la Cuarta Transformación también para la reconciliación nacional, nada de pleitos, tenemos que unirnos, ya pasó la campaña”, sostuvo.

A diferencia de otras giras del Presidente a los estados, esta vez el Gobernador no tomó la palabra en el podio. Corral estuvo todo el tiempo sentado en el presidium.