“Muchas características definían a Froylán Flores Cancela, pero ninguna mayor a la de un gran ser humano. Su inteligencia y su talento se impusieron por sobre la falta de un gran currículum académico. Fue uno de los grandes periodistas de la segunda mitad del siglo pasado. Lo admiraba Jesús Reyes Heroles, Rechazó un Doctorado Honoris Causa. García Márquez reconoció a su semanario Punto y aparte. Como jefe fue como pocos. Con su partida se perdió una parte de la historia de la vida política de Veracruz en la segunda mitad del siglo pasado. Varios quedamos huérfanos. Mis condolencias a su esposa Tita Souza. Descanse en paz”. Es parte de lo que escribe Arturo Reyes isidoro en su portal “Referente”.