El priísta, Ignacio Peralta, Gobernador de Colima, denunció este martes que los abucheos contra los mandatarios locales ya son parte de los protocolos de los eventos del Presidente López Obrador. Peralta, tras permanecer más de dos minutos en silencio en el templete, de pie ante el micrófono, soportando los abucheos, dijo: “desahogado el punto de la orden del día del abucheo, sigo entonces con mi mensaje”. Mientras esto ocurría, López Obrador permanecía sentado en su lugar mientras aplaudía de manera intermitente y escuchaba al Gobernador. La nota es de Claudia Guerrero en “Reforma”. Foto de You tube.