La Organización Internacional del Trabajo informó que desde que empezaron los esfuerzos para reducir la brecha de género en el mundo laboral hace 27 años, ésta se ha reducido solamente 2 por ciento. En 2018, mil 300 millones de mujeres tuvieron un empleo formal a nivel global, lo que contrasta con los dos mil millones de posiciones laborales que ocuparon los hombres, detalla en el reporte “Un paso decisivo hacia la igualdad de género”. Ello, a pesar de que los sondeos realizados por el organismo indican que el 70% de las mujeres preferiría trabajar en vez de quedarse en casa. La nota es de Felipe Morales en “El Economista”.