Ayer, AMLO, durante su informe, reiteró su compromiso de crecer a una tasa anual promedio del 4% durante su administración. Carlos Slim dijo que sí puede lograr ello sí la inversión pública y privada llegan al 25% del PIB. En 2017 el nivel de inversión fue de 23.4% del PIB. Sin embargo, para 2019 se estima que baje al 23%. Para llegar al 25% del PIB en un par de años, suponiendo una tasa de crecimiento del PIB del 1.5% en este año y 1.8 el próximo, la inversión debiera crecer a una tasa de 5.8% al año. Ello no es imposible que suceda, pero se requiere un completo “cambio de chip”, que hoy no se ve. Se requiere persuasión y un cambio radical del ambiente”. Es parte de lo que escribe Enrique Quintana en “El Financiero”.