Un dispositivo con forma de tornillo hallado en los restos del Boeing 737 Max 8 que se estrelló el domingo en Etiopía dio a los investigadores una pista de que sucedió. La pieza utilizada para fijar el estabilizador que sube y baja la nariz del avión indica que la parte delantera de la aeronave apuntaba a tierra, según una revisión preliminar, citada por una persona cerna a la investigación. Esta evidencia obligó en EU a suspender sus vuelos. La información es de “Bloomberg”. Foto de AP.