“Iba a la universidad de siete a doce de la mañana y después entraba al “Diario de Xalapa” hasta la medianoche. Tenía que llevarme a la niña- la hija- a todos lados y se dormía sobre la máquina de escribir. Atendía a todas las causas sociales y de las mujeres y empecé a ser conocida. Fui jefa de Información, subdirectora y cuando el director quiso ser alcalde me encargó la dirección. Después emigré a España. En 2004 había conocido a mi marido, Ferran Baile, quien tenía un local en el Barrio del Poble-Sec, en Barcelona. Ahí fundamos en 2010 la Asociación cultural “BiblioMusiCineteca” y ahora hacemos más de 200 actividades al año. Yo no tengo ansias de poder, sólo tengo ganas de vivir y poder aportar algo a este mundo que nos tocó”. Es parte de lo que le dijo la comunicadora Sonia García a Gemma Tramullas para “El Periódico”.