Jaime X consume pastillas para disfunción eréctil desde los ocho años cuando apenas tenía 17. Al igual que él, otros jóvenes de entre 15 y 30 años hacen lo mismo de forma recreativa, aun cuando no sufren el padecimiento. “Me ayudó a tener más de lo que esperaba, el resultado fue positivo”, le dijo a Noticieros Televisa.. Un especialista indicó que “muy probablemente en el futuro ya no van a poder tener una erección por el daño tan severo que se llega a dar”. La nota es de “El Universal”. Foto de “elparana.com”.