Lugar:
Fuente:
Reforma

Mario Delgado, coordinador del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la Cámara de Diputados, aseguró que el dictamen de la reforma educativa no será llevado ante el Pleno hasta que se alcance un acuerdo con los maestros de la CNTE.

En entrevista, el presidente de la Junta de Coordinación Política informó que continuarán las pláticas, tanto con los docentes como con los legisladores de Oposición, para construir una redacción que cuente con el respaldo suficiente.

“¿La reforma saldrá esta semana?”, se le preguntó.

“No, lo que hemos dicho siempre es que seguiremos con el diálogo. Esta semana vamos a seguir trabajando con legisladores y maestros en las redacciones finales que generen los votos necesarios para poder echar abajo la mal llamada reforma educativa”, respondió.

“Seguiremos con el diálogo y no se subirá al Pleno a votación hasta que se acuerde. No va a haber sorpresas”.

El legislador federal reiteró que la posición de Morena es no solicitar el uso de la fuerza pública ni trasladar a los diputados a una sede alterna, en caso de que la CNTE decida cerrar nuevamente los accesos en San Lázaro.

“Ni fuerza pública ni sede alterna, todo con diálogo y con la razón”, dijo, tras detallar que las mesas podrían continuar tanto en la Cámara de Diputados como en las instalaciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En este marco, el coordinador de Morena hizo un llamado a la disidencia magisterial a tratar de avanzar en los acuerdos para echar por tierra la reforma aprobada en el Gobierno del priista Enrique Peña Nieto.

“Esperamos comprensión, esperamos que la Coordinadora entienda la importancia de poder sesionar por parte de la Cámara de Diputados, porque eso abre la posibilidad de mejorar el dictamen y de construir un consenso donde todas las partes se sientan identificadas con la propuesta”, afirmó.

“Estamos ante una situación inédita que, de continuar, se puede convertir en un problema mayor, por el tiempo que estaría sin sesionar la Cámara de Diputados”.

La semana pasada, las comisiones de la Cámara baja aprobaron por mayoría el dictamen de la nueva reforma educativa.

Sin embargo, lo hicieron en medio de un ambiente de tensión luego de que cientos de maestros de la Sección 22 de la CNTE tomó los accesos del Palacio Legislativo de San Lázaro.

Las acciones de los maestros incluso generaron algunos roces con trabajadores de la Cámara de Diputados.

El jueves, el Presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó al Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, a eliminar de la propuesta cualquier disposición que pudiera afectar a los maestros.

Por Claudia Guerrero.