La economía mundial se encuentra en un momento delicado de inestabilidad, Esto significa que el crecimiento a nivel mundial ha perdido ímpetu y podría ser inferior al 3.5 estimado en enero, admitió la Directora General del Fondo Monetario internacional, Christine Lagarde, quien agregó que no hay una recesión a corto plazo, pero sí encuentran al menos tres grandes riesgos que pueden vulnerar al precario desempeño económico: la incertidumbre, elevados niveles de deuda y tensiones sobre la política comercial. La nota es de Yolanda Morales en “El Economista”.