Los priístas se preguntan si su dirigente Claudia Ruiz Massieu rindió la plaza por anticipado en las gubernaturas para Baja California y para Puebla o “negoció algo a cambio en el Senado”. Y esto es porque no asiste a acompañar a los candidatos del tricolor Enrique Acosta y Alberto Jiménez, respectivamente, ni muestra gran interés por ellos. Si de por sí los priístas traen el ánimo por los suelos desde julio, imagínense como andarán con esto. Con información de “Templo Mayor” de Reforma. Foto de “Quien”.