Un juez de los Estados Unidos emitió este lunes una orden judicial que detiene la política de la administración de Donald Trump de enviar a algunos solicitantes de asilo de regreso a la frontera sur para esperar sus casos en México. El fallo elimina al menos temporalmente la polémica estrategia del gobierno de Trump dirigida a frenar una avalancha de inmigrantes, en su mayoría de Centroamérica, que aumentó el mes pasado al nivel más alto en una década. La información es de “Reuters” y la publica “Reforma”.