Ya lo dijo Nancy Pelosi, Presidente de la Cámara de Representantes de EU: “Si no hay reforma laboral en México, no autorizaremos el Tratado de Libre Comercio T-MEC”. Así que en nuestro país, gobierno federal y legisladores están apurados con este asunto antes de que concluya el periodo ordinario de sesiones. Habrá que ver qué piden los legisladores y los líderes de organizaciones obreras priístas para dar su apoyo a la reforma presentada, con la que en algunas partes no están de acuerdo. Con información de “Bajo Reserva” de El Universal.