El director de cine Arturo Risptein, durante la entrega anoche de los doctorados Honoris Causa por la UV, recordó que una de las películas más importantes que dirigió fue “El coronel no tiene quien le escriba”, realizada en Chacaltianguis, Veracruz, en la que obtuvo un determinante apoyo de la Universidad Veracruzana. En 1999 fue propuesta como candidata al Oscar por mejor película extranjera. Y José Sarukhán, además de señalar su extraordinaria experiencia como miembro de la Junta de gobierno de la UV, recordó el desarrollo académico que logró en la zona de los Tuxtlas en Veracruz, “donde logré formar a biólogos que después sirvieron a México”. Fotos de Edwin Santillán.