En 1992 el gobierno de Fujimori persiguió al ex-Presidente Alan García y envió tropas a su casa para arrestarlo, pero García huyó por los techos de las viviendas hasta llegar a la embajada de Colombia, que le ayudó a salir de Perú. Retprnó a su país luego de que la justicia desestimó las acusaciones en su contra y fue presidente por segunda ocasión en 2006, obteniendo grandes logros macroeconómicos, según se lee en “La Razón”. Esta vez no pudo escaparse y se suicidó.. Otro ex-Presidente peruano, Juan Pablo Kuczinski, también relacionado con Odebrecht por corrupción, hoy recibió prisión preventiva por tres años. Foto de “EFE”.