Como cada año, la conmemoración del Viernes Santo no defraudó en cuanto a emociones con la tradicional afluencia multitudinaria en iztapalapa, más los incidentes en los diferentes lugares en los que se escenifica la Pasión de Cristo. Ahora la caída del nazareno fue con todo y cruz en Santa Catarina, Nuevo León, donde lo reportan con lesiones en cuerpo y cabeza, mientras que en Tlaxcala el improvisado Jesús salió ebrio, y en Tabasco un enjambre de abejas atacó a los asistentes al viacrucis, y hubo 27 lesionados. Lo comentan, también, en los Trascendidos de “Milenio”. Foto de “publimetro”.