Con cacerolas y sartenes, legisladoras de varias fracciones en la Cámara de Diputados protestaron para exigir que se discuta en comisiones y en el pleno la minuta enviada por el Senado en que se reconocen los derechos laborales de las empleadas del hogar. El dictamen no avanzó en comisiones por falta de qurum. No sabemos si tuvo que ver con ello una nota de ayer de “Proceso” sobre el déficit que tiene el IMSS en hospitales y camas en el país para atender a los derechohabientes actuales. Y aumentarle más de dos millones de afiliadas con las empleadas domésticas complicaría su situación de por sí crítica. Con información de “Reforma”, “Milenio” y “XEU Noticias”.