Con 120 votos a favor y 2 abstenciones, el Pleno del Senado avaló en lo general la reforma laboral que le fue enviada por la Cámara de Diputados. La reforma traslada la facultad que tienen las Juntas de Conciliación y Arbitraje del Poder Judicial y crea el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, a cargo de la solución de controversias entre trabajadores y patrones, entre empleados y sindicatos, o entre sindicatos. Inició la discusión de más de 80 reservas. La nota es de Martha Ramírez en “Reforma”.