Lugar:
Fuente:
Reforma/Iris Velázquez

La ex lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo se reunió con más de 4 mil docentes por la conmemoración del Día Internacional del Trabajo.

Quien fue dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) llamó a un evento conmemorativo a integrantes de la organización Maestros por México y agremiados de las secciones 9, 10 y 11 del SNTE pertenecientes a la Ciudad de México.

Así como la sección 60 del Instituto Politécnico Nacional, del mismo sindicato.

Durante su discurso, la maestra Elba Esther Gordillo, en el Deportivo Plan Sexenal, de la Ciudad de México se refirió a la libertad sindical.

“Hoy en el día del trabajo, reivindicamos el derecho a la huelga y a la autonomía e independencia sindical”, señaló.

Resaltó que la organización Maestros por México, es independiente y apartidista.

Gordillo celebró la postura del Gobierno hacia la autonomía sindical.

“Qué bueno que el Gobierno se ha pronunciado, sobre la autonomía sindical, en particular el Presidente que habrá piso parejo sin ningún privilegio para nadie. Lo único que pedimos es que se respete autonomía independencia sindical”, insistió.

Y frente a los integrantes del SNTE criticó al secretario general de este sindicato, Alfonso Cepeda Salas.

“No es posible que a Cepeda le hayan dado la  toma de nota cuando les guste o no la presidenta legal del Comité Nacional estaba en la cárcel por oponerse a la ley y que estando libre se le debieron reestablecer sus derechos políticos”, sentenció.

“No es un asunto de ego, sino de justicia para los trabajadores de la educación”.

De igual forma pidió a los presentes revalorar la lucha sindical del SNTE, quienes, de acuerdo con la maestra, han llevado a cabo una “revolución silenciosa”, basada en el respeto hacia los demás y la lucha pacífica “somos defensores de la educación pública, laica, gratuita y de excelencia”, enfatizó.

“Por eso este primero de mayo queremos reivindicar a las normales, queremos que se respete el organismo, que sean ejemplo de excelencia de la educación pública nacional”.

“Hoy con la esperanza renovada digo que estoy clara de los tiempos biológicos y políticos y les digo que estoy de pie y vamos a sacar de nuestra casa a aquellos que ayer nos pusieron de rodillas.

“No olvidemos que todos tenemos que alzar nuestra voz, que el Presidente nos escuche, para restablecer el estado de derecho”, agregó.

Dijo que la a la “mal llamada reforma eucativa, le llegó la hora”, y llamó a abrogarla.

Y a los maestros pidió estar atentos y preparados cuando salga la ley para analizarla y estudiarla.

Mientras los maestros del SNTE estaban reunidos con Gordillo, Alfonso Cepeda Salas asistía a la comida del Presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, junto a otros líderes sindicales.