Caminando por la calle de Xalapeños Ilustres esta tarde, notamos que existen varios restaurantes de comida corrida de entre 35 y 70 pesos, entre ellos “El Candelabro”, bella arquitectura, y “La Cucharas”  (foto), y en la calle de Rojano, entre ellos “La Carcajada de Ray”, muy bien recomendado. Y es que en esta capital proliferan los restaurantes con comida corrida a bajo costo, varios de ellos seguramente de mujeres-la mayoría- jubiladas que obtienen de esta manera un ingreso extra. O que cualquiera de ellas le sabe a esto de la gastronomía y de eso viven. Foto de Restaurante Gurú”.