El Tribunal Supremo de Venezuela ordenó la detención del líder opositor Leopoldo López, liberado de su arraigo domiciliario por militares cercanos a Juan Guaidó. Estuvo en la Embajada de Chile y luego pasó a la Embajada de España en Venezuela. Este jueves, mediante un comunicado, el gobierno de España señaló que, por razones de inmunidad e inviolabilidad universalmente aceptadas, no tiene la intención de entregar a López a las autoridades venezolanas. El líder opositor manifestó que no tiene temor ni de la cárcel ni de Maduro. La fuente es la Cancillería de España y lo publica “XEU Noticias”.