El que andaba muy “ensarapado” desde que dejó la diputación local es el gran amigo y fan de Pepe Yunes, el coatepecano Armando López Contreras. Pero ya ayer se le vio comiendo chamorro en un restaurante de esta capital junto a Serafín Hernández, Francisco Saucedo y Luis “Coño Loco” Sardina, quienes no terminaban de festejar la hazaña de 4 a 0 del Liverpool sobre el Barcelona.