Los senadores tendrán mucho trabajo en estos días porque deben desahogar dos reformas constitucionales, cuatro legislaciones secundarias de la Guardia Nacional, y otro par adicional, que exigirán trabajo a marchas forzadas, pero los legisladores no asistirán el viernes. Ocurre que será el Día de las Madres y ya está cantado el receso. La siguiente semana sí laborarán de lunes a viernes, inclusive. Lo comentan en “Bajo Reserva” de El Universal.