El Pleno del Senado de la República aprobó en lo general y en lo particular la reforma educativa. Los legisladores emitieron 97 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención. Los panistas votaron en contra y reservaron diversos artículos, entre ellos el 16 transitorio, el cual fue calificado por este partido como la “manzana envenenada”. Ricardo Monreal agradeció a los demás partidos su voto a favor. Pasa ahora a los congresos estatales. La nota es de Martha Martínez en “Reforma”.