Lugar:
Fuente:
Reforma

Los tres ciudadanos mexicanos, a quienes les fue perdonada la pena de muerte, fueron repatriados hoy desde Malasia hacia México.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó en un comunicado que así concluye el caso Malasia.

En 2008, los los hermanos Simón, Luis Alfonso y José Regino González Villarreal, originarios de Sinaloa, fueron detenidos en el Estado de Johor por la Policía Real de Malasia, acusados de de tráfico, producción y distribución de narcóticos.

En 2012, se les sentenció a pena de muerte por delitos contra la salud, pero el pasado 20 de septiembre de 2018 el Sultán del Estado de Johor en Malasia, Ibrahim Ismail Ibni Almarhum Sultan Iskandar Al-Haj, decidió otorgar el perdón a los tres connacionales, luego que la SRE interviniera.

El Gobierno de México reconoció la acción humanitaria del sultán.

“La Cancillería reitera su compromiso de brindar asistencia y protección consular a los mexicanos en el exterior, como ocurrió en este caso”, expuso la dependencia.

“Asimismo, expresa que el Gobierno de México se opone a la pena de muerte y apoya la adopción de una moratoria de ejecuciones y eventualmente su abolición”, añadió.