“La prestación de la incorporación al IMSS de las trabajadores domésticas no será inmediata,  ya que deberán pasar dos años  para que las nuevas disposiciones se hagan realidad, pues se deberá esperar a que  se concluya el plan piloto puesto en marcha por el IMSS, que tardará 18 meses, y luego dar 6 más de plazo, a fin de que se realicen la adecuaciones y reservas legales necesarias”. Lo escriben Andrea Becerril y Víctor Ballinas en La Jornada”.