José Humberto Aguirre Arregui

“El deporte en nuestro país, o la política deportiva en nuestro país, tiene dos objetivos: promover la práctica del deporte para todo el pueblo, y fundamentalmente los niños y los jóvenes. Mas no solo los niños y los jóvenes necesitan el deporte, sino también los adultos y las personas de más edad. Y el deporte lo necesitan incluso los ancianos”.

Discurso pronunciado por el comandante en jefe Fidel Castro Ruz en la inauguración de la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE) “Orestes Acosta”, en Santiago de Cuba.

 

Se sabe que a través de la práctica deportiva el ser humano puede obtener muchos beneficios. En un discurso pronunciado el pasado 26 abril en el Puerto de Veracruz por el presidente de la Comisión Deportiva Nacional de Antorcha, Ing. Samuel Aguirre Ochoa, mencionó que “el deporte es una herramienta fundamental en la formación de hombres y mujeres sanos física y mentalmente; a través del deporte se desarrolla el trabajo en equipo, se fomenta la disciplina, se desarrollan habilidades y destrezas en la capacidad de pensar de las personas, forja seres humanos triunfadores y además los mantiene alejados de los vicios, que tanto aquejan a la sociedad actual”.

A pesar que el deporte en México es un derecho constitucional establecido en el artículo 4to de la Constitución Política, este no ha sido prioridad para los gobiernos mexicanos, un ejemplo reciente es el poco recurso que le destino el gobierno de la autollamada 4T, pues disminuyó el presupuesto de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) para el presente año en 4 mil 548 millones de pesos, dejándolo en 2 mil 631 millones de pesos para atender una población de más de 130 millones de mexicanos, si dividimos ese presupuesto nos estaría tocando aproximadamente 20 pesos por persona anualmente, cantidad insuficiente para poder dar resultados positivos en el deporte o mínimo disminuir los índices de obesidad que aquejan a la población. Los pocos resultados que se han obtenido hasta ahora en competencias nacionales e internacionales, son fruto de los sacrificios que día a día los deportistas junto con los entrenadores y familia hacen.

Se podría decir que los resultados en el deporte no cambiarán mucho y esto no quiero decir que sea culpa de los deportistas, la culpa ha sido y será de los gobiernos porque hasta ahora, no se ha puesto en marcha un verdadero plan para la atención del deporte nacional.

Ahora el nuevo gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador se ha reducido a querer fomentar y darle prioridad al béisbol, destinándole 350 millones de pesos extra del presupuesto de la CONADE para este 2019, esto para formar 10 academias del gobierno y 3 más privadas, con el propósito de que para el 2024 haya entre 60 y 80 beisbolistas en las grandes ligas. Al decir esto, no quiere decir que estemos en contra del béisbol o del presupuesto que se le aprobó, al contrario da gusto, pero surgen algunas dudas; ¿Por qué se le destinará más recurso al béisbol? ¿Es el deporte que más resultados positivos le ha dado a México? ¿Para las demás disciplinas existirán apoyos similares? ¿Se logrará masificar el deporte destinándole más recurso a una sola disciplina? Saque sus propias conclusiones.

Por otro lado, el presidente López Obrador ha acusado a Antorcha de ser intermediaria de los programas asistenciales, de quedarnos con el dinero de la gente, los famosos moches; de ser el brazo armado del PRI, de que los líderes nos hemos enriquecido y mil vilezas más. Pero veamos: a lo largo de todo el año organizamos torneos nacionales, ejemplo, el pasado “XIII Torneo Nacional de Voleibol” donde reunimos a cientos de deportistas de toda la República y donde el gobierno no ha dado dinero para llevarlos a cabo, sin embargo, los hemos sacado adelante con éxito.

Y si el gobierno no apoya estos eventos deportivos, ¿con qué dinero se quedan los líderes?, ¿de qué moches se habla?, ¿en dónde está el papel de intermediarios?

Como ya lo dijo el Ing. Samuel Aguirre en su discurso de inauguración del pasado torneo de voleibol “En ningún lado, la mentira es obvia. Los antorchistas no se quedan con ningún centavo partido por la mitad; por el contrario, tenemos que invertir, óigase bien, invertir días de trabajo, organizando actividades económicas como colectas, rifas, ventas de antojitos, etc.; organizando faenas y buscando apoyos para poder juntar los recursos con los cuales remodelar las instalaciones deportivas, comprar material deportivo, pagar uniformes, transporte, alimentación y toda una serie de gastos más que implica la organización de un evento de esta magnitud”.

Solo nos quedamos con la satisfacción de trabajar por el desarrollo de mujeres y hombres disciplinados, inteligentes y triunfadores que el día de mañana con estas características van a contribuir a la construcción de una patria más justa.

Además hemos creado una Comisión Deportiva Nacional que se encarga de coordinar toda la actividad deportiva de Antorcha, así también se fundó la Escuela Nacional del Deporte donde se están formando los entrenadores que estarán ayudando a promover el deporte para todo el pueblo. Nosotros si tenemos un verdadero plan para la masificación del deporte en México y triunfaremos.