“Cuando lo vuelvo a leer, me digo: ¡cada vez escribe mejor! Ahí está el Morito (Paco Morosini). ¡Ahí sigue en mi corazón, en mi mente, en mi familia, en el pensamiento de algunos amigos! No se ha ido, sólo salió de viaje como tantas veces por su trabajo. Veo su mirada dulce y amorosa, su risa, lentes, pluma, papel y su pipa. No lo encontré en tus listas de servidores públicos fallecidos, pero Moro es Punto y Aparte. Te abrazo cordialmente”, escribe Gloria Rosellón.. Perdón por la omisión, ya lo corregimos.