A mediados de los años 60´s, un grupo  de 7 de los mejores estudiantes de la Facultad de Comercio fue becado por  la Universidad Veracruzana para realizar estudios de posgrado en el TEC de Monterrey, con el compromiso de regresar a impartir cátedra en la institución. Dos de ellos lo tomaron tan en serio: Martha Oliva Zárate y Rogelio Ladrón de Guevara (foto), que ya cumplieron 50 años en el cumplimiento de ese objetivo. Los otros cinco fueron: Jesús Salmerón Lezama (DEP); Héctor Mancisidor Ahuja, Héctor Vargas Merino, Raúl Leyva y Ramón Valencia. Los siete, excelentes académicos, forjaron a varias generaciones de contadores públicos, en la UV.