Lugar:
Fuente:
Excélsior / Wendy Roa

Debido a que los dos delitos (homicidio culposo y uso de documentación apócrifa) que se le imputan a Mónica “N”no son graves, la dueña del Colegio Rébsamen, podría llevar su proceso en libertad, siempre y cuando alcance un acuerdo reparatorio con los familiares de las víctimas.

La procuraduría va a estar de lado de los padres, de lado de las víctimas, eso ya lo hemos dicho y lo vamos a seguir haciendo. Sí hay un acuerdo entre ellos y los padres deciden aceptarlo, la Procuraduría va a colaborar con ellos, vamos a hacer lo que ellos decidan. Existe la posibilidad jurídica, existe, de que haya un acuerdo reparatorio, tendría que ser una reparación integral”, aseguró Ernestina Godoy, procuradora general de Justicia de la Ciudad de México.

No obstante, la abogada de la ciudad indicó que en la dependencia a su cargo trabajan para evitar que la muerte de 19 menores y siete adultos, quede impune.

Nosotros como Procuraduría, y eso sí se los comento, nos estamos preparando jurídicamente, existen antecedentes de tribunales, aunque todavía no lo resuelve la corte, en donde tenemos argumentos que fueron aplicados en casos similares, como fue el caso del ABC en donde las penas son muy altas, no es un asunto en donde se dice de entrada, es culposo, no hay penas mayores, etc. Están los argumentos jurídicos en donde incluso va a resolver la corte, pero ya hay dos instancias que han resuelto que merecen penas altas.

Este martes y tras asegurar que no pretenden entrar en polémica por la detención de García Villegas, fue presentado el video en donde se muestra el momento exacto en donde la mujer es aprehendida.

La cámara marca las 11:38 am del sábado 11 de mayo, cuando el director de la Policía de Investigación, Bernardo Gómez del Campo, conduce a Mónica hacia la salida del restaurante para posteriormente trasladarla a la Agencia Central de la PGJCDMX.

Al menos una hora antes de que se concretara esta captura, el ex abogado, Javier Coello Trejo, había informado a Ciro Gómez Leyva, que la Miss Moni, ya se había entregado en las oficinas del gobierno de la CDMX, en el Centro Histórico, producto de la negociación que tuvieron los familiares de ésta y las autoridades capitalinas.