Lugar:
Fuente:
XEU Noticias / Joel Cruz

Con el objetivo de determinar la causa del fallecimiento, la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente (PMA) realizará una autopsia a uno de los monos aulladores que han muerto en la selva del sur del estado de Veracruz.

El titular del organismo, Sergio Rodríguez Cortés, dijo a XEU que equipo especializado se trasladó a la región de Minatitlán para investigar la mortandad de esa especie y decidió trasladar a un ejemplar a la ciudad de Veracruz.

“La idea es traernos un espécimen para hacer una autopsia y poder determinar si es efectivamente la causa de agua la causa de la mortandad y revisar todo el entorno en el que se da este grupo de monos aulladores, es decir, ver si no hay otro desequilibrio ecológico”.

Explicó que la PMA contratará los servicios de especialistas en la materia, ya que no cuenta con el equipo para realizar autopsias a animales de ese tipo.

“Lo vamos a hacer de manera particular, la decisión fue traerlo y estamos viendo a una persona especializada, estamos en tratos con asociaciones ambientalistas, con biólogos fundamentalmente que tienen experiencia”.

En un inicio la Procuraduría había sido notificada sobre la muerte de siete monos, sin embargo, la mañana de este martes fue informada que el número podría llegar a 12. Los resultados de las investigaciones podrían darse después de una semana.

Al parecer, a consecuencia de la fuerte sequía registrada en los últimos tres meses, pobladores reportaron que al menos 10 monos aulladores de la región sur de la entidad habían muerto.

Habitantes de la comunidad El Chancarral en el municipio de Minatitlán, señalaron que esa situación es uno de los estragos de las altas temperaturas, el poco alimento y escasez de agua.

Ante las versiones, autoridades realizaron un recorrido por el área y constataron la muerte de los primates aparentemente por la extrema sequía de la zona.

A su vez, asociaciones civiles convocaron a los pobladores a la recolección de alimentos y agua para ser llevados a la selva y que sirvan como fuente alimenticia de los animales.

La convocatoria obtuvo respuesta y los veracruzanos entregaron frutas como plátanos, guayas, cocos, mangos, ciruelas y garrafones vacíos que convirtieron en bebederos.

Algunos de los monos han sido encontrados entre las ramas, situación que ha alertado a los vecinos de ese punto, quienes piden el rescate de los mismos.