Expertos como Ramsés Pach, de “Caravia”; Ixchel Castro, de “Wood Mckenzie”; y Gonzalo Monroy de “GMEC”, coinciden en que existen tres factores que no permitirían que la construcción de la Refinería Dos Bocas, que hoy arranca, se pueda hacer con 8 mil millones de dólares y terminarla en 3 años, como está previsto, sino cuando menos en el doble de costo y tiempo. Estos factores son: el tipo de petróleo disponible en el país, las condiciones del terreno y de la región donde se construirá y la lejanía de la zona donde se consumirían los refinados. La nota es de Marlen Hernández en “Reforma”.