En paises como Argentina y España, la actividad del “Sommelier” se ha profesionalizado, y en México ya es común que se impartan Diplomados y talleres para adquirir conocimientos sobre los vinos. Ello ha proliferado porque a determinada edad las personas prefieren tomar una o varias copas de vino, por encima de cualquier licor. ¡Felicitaciones en su día a los que se dedican a esta actividad¡ Por cierto, de aproximadamente 200 pesos de costo, ¿cuál preferiría: “Cune”, “Trapiche”, o “Aba” de Márqués del Riscal”? Foto de “Diario Digital”.