Marcelo Ebrard no fue de paseo a Washington, pues a pesar de la premura logró abrir un espacio de la agenda de Nancy Pelosi, la presidente de la Cámara de Representantes, y consiguió que a la reunión de hoy asista el vicepresidente Mike Pence. El encuentro está programado para dos largas e intensas horas de negociaciones y tironeos para tratar de demostrarle a EU que México sí está deteniendo la migración centroamericana. Lo comentan en “Templo Mayor” de Reforma.