Lugar:
Fuente:
La Razón Online

A pesar de los problemas de distribución y exhibición que han señalado cineastas, las películas mexicanas rompieron récord el año pasado al estrenar 115 cintas, el número más alto en la historia del país, y 17 más que en 2017.

Así se dio a conocer, ayer, en el Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2018, presentado por el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) con dos meses de retraso debido a los recortes presupuestales, señaló María Novario, titular de esta institución, en una conferencia de prensa realizada en la Sala Luis Buñuel, en los Estudios
Churubusco.

Foto: Adriana Góchez.

El año pasado también incrementó la asistencia de personas a filmes nacionales con 30.3 millones, casi diez millones más que hace dos años. La multipremiada cinta de Alfonso Cuarón, Roma, fue la que tuvo más audiencia con más de 32 mil espectadores.

En 1996 los estrenos de películas nacionales a salas de cine comenzaron a reducirse, apenas lo conseguían 20. Otro de los peores años para la industria fue 1998 porque sólo se lanzaron ocho. Sin embargo, a partir del 2007 volvió a repuntar con 43 cintas.

De acuerdo con el informe, la producción mexicana también continúa su crecimiento, pues de 176 cintas que se rodaron en 2017, pasó a 186 en 2018.

“Siempre los festivales de cine han tenido una multiplicidad de apoyos en rubros de sus programas de formación, pero sí es motivo de reflexión ver que no queden desprotegidos porque son la herramienta más valiosa para difundir el cine mexicano, donde hay un festival de cine fuerte hay una mayor producción”

María Novaro

Directora de Imcine

De los 186 trabajos, 79 fueron documentales, 47 filmes dirigidos por mujeres y 67 coproducciones internacionales con 28 países. El mayor porcentaje de producciones se realizó en la Ciudad de México, seguida de Jalisco, Estado de México y Oaxaca.

En el informe también se destaca que “México se ha ubicado entre los 20 países con más producciones cinematográficas en el mundo, así como el cuarto lugar con mayor exhibición; sin embargo, el cine nacional “no ha logrado llegar a la mayoría de los espectadores”.

Respecto a lo anterior, María Novaro señaló que el próximo anuario incorporaría las cifras de las personas que en el país no tienen acceso al cine.

“Salir en la búsqueda de los no realizadores y los no públicos, de los mexicanos que todavía no han entrado a la estadística y que deberían de tomar un lugar la escena del cine nacional”. expresó.

Durante la presentación del Anuario, Raúl Figueroa, director de Cuentas Satélite del Instituto Nacional de Estadística y Geografía  (Inegi) destacó que la industria cinematográfica también genera riqueza, ya que el Producto Interno Bruto (PIB) en ese sector creció 7.4 por ciento, generando más de 30 mil empleos.

Mientras que el gasto realizado por los hogares en México en materia de cine tuvo un incremento de 6.7 por ciento con respecto al año anterior.

ANALIZAN EL FENÓMENO ROMAEn el anuario, que ofrece cifras sobre producción, exhibición y distribución, así como estadísticas de televisión y plataformas digitales, se dedica un estudio sobre el caso de la cinta protagonizada por Yalitza Aparicio y Marina de Tavira, Roma, la cual fue reproducida en Netflix México 3.6 millones de veces el
año anterior.

De acuerdo con el estudio, seis de cada 10 mexicanos con suscripción a la plataforma vieron la película ganadora de tres premios Oscar.

En el país, se detalló, sólo las personas de Baja California Sur no tuvieron posibilidad de acudir a salas de cine a ver la película de Cuarón.

En el análisis que se presentó también se resalta que en los circuitos no comerciales del país donde la película se proyectó, tuvo mayor éxito en  la Cineteca Nacional, con 32 mil asistentes; y en el Complejo Cultural Los Pinos y el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, con tres mil personas.

Políticas ponen a “parir chayotes” en Imcine

La instrucción del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, de dejar de entregar recursos a organizaciones o asociaciones de la sociedad civil, con el fin de que no haya intermediarios que manejen los recursos públicos, ha puesto a “parir chayotes” en el Imcine, afirmó ayer su directora, María Novaro.

“Tuvimos muchos problemas de formas de accionar por esta orden de Presidencia, que no permite dar apoyo directo a las organizaciones de la sociedad civil. Esa circular nos ha puesto a parir chayotes en nuestras formas de trabajar con todas las organizaciones que hay que apoyar, y están haciendo una labor muy importante en el cine”, expresó.

Otra de las medidas, que estipula que ningún funcionario puede realizar viajes de trabajo, también cambiará la forma en que la institución promociona la industria cinematográfica.

“En la agenda que estábamos trabajando en Cannes, en los días que pude cubrir mi agenda, estábamos avisando que como funcionarios no viajaríamos ya al extranjero, estaba invitando a la directora del Festival de Berlín, que trabaja para cine para niños y jóvenes… Diseñamos toda una estrategia para que vengan a México o realizar videoconferencias”, detalló.

Aclaró que los creadores viajarán “a cambio de que lleven los catálogos, la representatividad, den conferencias”, finalizó.