Lugar:
Fuente:
Reforma/Diego Martínez

Diego Martínez / Enviado
Oakland, Estados Unidos (07 junio 2019).- En ‘Jurassic Park’ comenzaron a enfriar la champagne.

Toronto volvió a pegarle al bicampeón en su casa. Lo tiene contra la lona. Kawhi Leonard acabó con 36 puntos y 12 rebotes para que Raptors venciera 105-92 a los Warriors en las Finales de la NBA.

Golden State está abajo 3-1 en la serie, y el lunes por la noche los Raptors buscarán en casa adueñarse del título soñado: hacer que una franquicia canadiense logre el título por primera vez en la historia de la NBA.

La Oracle Arena era un manicomio. Apoyaban como locos a los californianos, pero tras una segunda mitad excelsa de los visitantes fueron poco a poco callando. Se podía escuchar en los últimos minutos los gritos de aficionados de Raptors.

Para el Juego 4 regresó el guardia Klay Thompson y parecía que caminaban, pues llegaron a tener ventaja de hasta 11 puntos, pero cuando se despegaban aparecía Leonard, Serge Ibaka (20 puntos), Pascal Siakam (19), Kyle Lowry (10 ), Marc Gasol (9), y compañía para volver a acercar a los Raptors.

Toronto metió sólo dos triples en la primera mitad, pero en la segunda anotaron ocho y el aro comenzó a abrirse, además de que mostraron una férrea defensa sobre los locales.

Stephen Curry terminó con 27 puntos y Klay con 28, pero les falta ese “punch” que tiene Kevin Durant, quien no ve acción desde hace un mes, y a quien imploran ahora sí regrese a la duela para el Juego 5 y armen un milagro, pues sólo los Cavaliers de Cleveland de LeBron James de 2016 son los únicos que han podido remontar esa desventaja en Finales y fue contra los propios Warriors.