Lugar:
Fuente:
Reforma/Evlin Cervantes

Este 14 de junio inició el proceso de evaluación de los estudios de impacto ambiental para la construcción de la Refinería de Dos Bocas en Paraíso, Tabasco.

La Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) publicó en la edición vespertina de la gaceta ecológico el proyecto de la Refinería de Dos Bocas como parte del listado de obras ingresadas ante esa dependencia para iniciar el proceso de evaluación de los estudios de impacto ambiental.

Tras la publicación del proyecto en la gaceta ecológica, la ASEA tiene un plazo de 60 días para resolver si otorga o no el resolutivo de impacto ambiental a favor de la construcción de la nueva Refinería.

De acuerdo con la gaceta ecológica, el proyecto consiste en la construcción y operación de una Refinería, la cual estará conformada por un conjunto de obras y actividades petroleras.

Se prevé la construcción de 17 plantas de proceso y 17 infraestructuras de servicio, con las cuales se pretende procesar 340 mil barriles de crudo por día, de tipo 100 por ciento maya.

Lo anterior, justifica el proyecto, para incrementar la oferta de producción nacional de gasolina y diésel con 172.2 mil barriles por día de gasolinas terminadas, 125.41 mil barriles por día de diésel ultra bajo azufre, 9.25 mil barriles por día de propano y 8.40 mil toneladas al día de coque.

La nueva Refinería se construirá en un predio de 704.34 hectáreas ubicado en el Municipio de Paraíso, Tabasco.

Cabe recordar que en el terreno donde se proyecta la construcción de la nueva Refinería fueron desmontadas 300 hectáreas de selva y manglar, a pesar de que el proyecto no cuenta con autorización de impacto ambiental ni permisos de cambio de uso de suelo.

Aunque la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, ha insistido en que el proyecto ya cuenta las autorizaciones de impacto, lo cierto es que la ASEA inicia a partir de este 14 de junio, el proceso de revisión de los estudios ambientales sometidos a análisis por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Hasta ahora, el proyecto de construcción de la nueva Refinería sólo ha podido avanzar con la realización de obras de gradado en la zona.

REFORMA publicó el pasado 3 de junio que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) “revivió” una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) autorizada en 2015 a la Administración Portuaria Integral (API) para la ampliación del Puerto Dos Bocas de Paraíso, Tabasco.

Con esa autorización ambiental, el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador inició los trabajos de acondicionamiento del terreno donde se ubicará la Refinería.

Entre las obras que se avalaron con esa autorización está la reparación del rompeolas, prolongación de espigones, construcción de un muelle petrolero y un muelle poniente, obras de dragado, apertura de zonas de tiro en el mar para desechar productos de dragado, obras de relleno para ganar terrenos al mar.

Tambien relleno y nivelación de predios, construcción de vialidades, instalación de una red de alumbrado, construcción de una bodega, de un tanque para almacenamiento de agua potable, así como un centro de control de tráfico marino y atención a emergencias. Hora de publicación: 18:15 hrs