En lo que respecta al T-MEC, el plan inicial era dar tiempo al Congreso estadounidense, ya que allá pueden hacer modificaciones al texto, y era mejor esperar. Pero las amenazas de Donald Trump han acelerado los planes y mañana el Senado ratificará el acuerdo comercial. Algo similar está pasando en Canadá, donde también está en discusión el Tratado en el Pleno de las Cámara Alta y Baja. EU será el último en ratificar. La nota es de Jesús Arenas en “Capitanes” de Reforma.