Lugar:
Fuente:
AFP

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este jueves cuatro mil 600 millones de dólares para atender a los migrantes en la frontera con México, y resta que la normativa sea promulgada por el presidente Donald Trump.

La Cámara baja, dominada por la oposición demócrata, aprobó por 305 votos contra 102 la ley que había sido votada en el Senado el miércoles, de mayoría republicana.

Los demócratas intentaron que el proyecto incluyera protección explícita para los menores migrantes, pero cedieron ante la negativa republicana.

“Al final del día, tenemos que asegurarnos que estén disponibles los recursos necesarios para proteger a los niños”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

El dinero de emergencia aprobado ya por el Congreso, dará una inyección financiera a las instalaciones a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, en medio de una creciente crisis por las condiciones en que se alojan a los niños, algunas veces sin jabón, pasta de dientes o duchas, con poca supervisión de adultos y comida insuficiente.

La medida financiará agencias como el Departamento de Seguridad Interna y el Departamento de Salud, desbordados por el flujo de migrantes que llegan a la frontera sur, la mayoría de Centro América.

Los dos partidos políticos de Estados Unidos han estado peleando durante meses por los fondos para la frontera.

Los republicanos insistieron en que la medida incluyera decenas de millones de dólares para pago de horas extra y otras remuneraciones para el personal en la frontera, autoridad para desplegar personal militar y para investigar a los traficantes de personas.

“Hoy prevaleció el sentido común sobre el partidismo en el Congreso”, dijo Kevin McCarthy, líder de los republicanos en la cámara baja, y demandó que los dos partidos ahora arreglen juntos el “sistema de migración roto”.

Las tensiones en la frontera las últimas semanas derivaron en una crisis a la vez que aumentó el número de migrantes.