La Audiencia Nacional de España concedió hoy la liibertad provisional a Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, en el proceso de extradición solicitado por México para juzgarlo por lavado de dinero. El juez se la concedió con la condición de que pague una fianza de un millón de euros y se presente cada dos días ante el juzgado responsable del proceso. Al mismo tiempo no podrá salir de España. La nota es de Abel Barajas en “Reforma”.