Aún para los que trabajamos todos los fines de semana- y los 365 días del año porque la noticia  nunca toma vacaciones- es muy satisfactorio y relajante que llegue el fin de semana. De lunes a viernes, por el mismo trabajo, o por los estudios y actividad de los hijos, hay que levantarse muy temprano, y tener un ritmo más agitado de actividades. Ya el sábado y el domingo se puede disfrutar de una mayor descanso, de  leer un libro, ir al cine, ir  a comer fuera con la familia, ir tranquilamente a una fiesta, o simplemente pasear. !Feliz fin de semana para ustedes! Foto de “Santillana”.