El canciller Marcelo Ebrard estuvo la semana pasada en Japón y ésta la inició en China. Hoy lunes se reunió con el vicepresidente Wang khisan, con el “objetivo de dar un renovado impulso  al comercio y la inversión productiva a partir del cercano dialogo político entre ambas naciones”, indicó la Secretaría de Relaciones Exteriores. or la tarde, Ebrard encabezó un seminario de negocios, convocado en cooperación con la Agencia China para la Promoción de Inversiones. Estuvo acompañado de un funcionario de la Secretaría de Economía. La nota es de César Martínez en “Reforma”.